Caída del cabello en época de Covid-19 (Parte 1)

blog_post_2

La caída del pelo siempre me ha preocupado, no recuerdo una época en mi vida en la que el estado de mi pelo no haya sido uno de mis mayores quebraderos de cabeza, nunca mejor dicho... Siempre he tenido el pelo muy fino y muy lacio y aunque tenga cantidad (en la peluquería siempre lo recalcan), cuando tienes el pelo con tan poco cuerpo, si encima empiezas a perderlo es todo un drama.

Me quedé sin olfato en marzo, no lo he vuelto a recuperar, no huelo igual y empiezo a tener parte de mi gusto pero no es lo de antes. En otro post hablaré de la Anosmia porque después de un año de pandemia parece que vamos a poder hablar de muchos efectos secundarios. El caso es que empecé a notar demasiado pelo en la bañera después de la ducha y saltaron las alarmas. ¿Es algo raro que el pelo se caiga después del Covid?, ¿qué tipos de caída se están viendo muy habitualmente en nuestros pacientes?, ¿volverá el pelo a crecer??, ¿cuándo tengo que alarmarme?

Según los especialistas en el 2020 se han multiplicado por 4 las consultas sobre caída estacional.

La buena noticia es que no es una caída anómala desde el punto de vista fisiológico, es decir el virus no ataca directamente al bulbo, raíz de crecimiento del pelo, la causa fundamental de esta caída es la inflamación generalizada al que nuestro organismo se ha visto expuesto. El coronavirus desencadena una cascada inflamatoria más o menos importante según la gravedad de la enfermedad que causa, entre otras cosas, una fibrosis o endurecimiento en el bulbo lo que hace que éste se vuelva menos funcional, se nutra peor y acabe cayendo. Normalmente esta fase, la alcanza cada uno de nuestros cabellos cada 3-6 años, es decir después de la fase de crecimiento normal, el pelo se cae para dejar salir otro, pero cuando muchos de nuestros cabellos caen a la vez, es cuando nos alarmamos. Algo parecido sucede cuando pasamos periodos de estrés prolongados; el cortisol, la hormona que producimos cuando estamos estresados, es capaz de detectarse en la fibra capilar en concentraciones elevadas y provoca la misma fibrosis o endurecimiento que provoca la caída estacional.

Así pues, el 2020 sumó dos factores que aceleraron la caída en muchos de nosotros: el estrés provocado por la situación en nuestro entorno (una pandemia) y una inflamación interna causada por la infección de un virus (sin necesidad de haber desarrollado una enfermedad muy grave). Esta caída tiene un nombre EFLUVIO TELÓGENO ESTACIONAL, y hay que tratarla como todas las caídas limitadas en el tiempo, ayudando a nuestro organismo a nutrir nuestros bulbos pilosos para que tengan más fuerza y puedan seguir su ciclo normal de crecimiento.

La manera de parar la caída estacional puede ser vía tópica o vía oral. Si lo que queremos es frenar de golpe la caída aplicaremos vasodilatadores en soluciones capilares vía tópica, para que llegue más sangre a nuestro bulbo piloso y por lo tanto más nutrientes. Acompañaremos el tratamiento con complementos nutricionales vía oral, específicos para la caída estacional. Los tratamientos vía tópica no tienen porqué ensuciar el pelo y pueden aplicarse por la noche para que se absorban completamente, al día siguiente podemos lavar o no el pelo con la frecuencia a la que estemos acostumbrados.

¡¡¡Si quieres conocer mis productos favoritos para cuidar el pelo y que luzca lo más sano posible, pasa al siguiente post y recuerda que una alimentación equilibrada rica en frutas y verduras es la base de un pelo bonito!!!

See you 🙂

Limpieza Facial 10 ó 2 pasos

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
Invitado
Jueves, 09 Diciembre 2021

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://www.maan24.es/